CÓMO DIVERSIFICAR LA CARTERA DE INVERSIONES

Mejora de carteras de inversión a através de la diversificación 

La diversificación probablemente sea el concepto más importante que un inversor debería conocer antes de hacer cualquier tipo de inversión, mucho más importante que otros términos más técnicos como son la volatilidad, la beta de mercado, el PIB, los tipos de interés, etc.  

Cómo invertir dinero con Inteligencia

El refrán de “no poner todos los huevos en la misma cesta” es tan antiguo como válido en el mundo de las inversiones, tan sólo debemos saber qué son los huevos y sobre todo cuáles son las cestas. Esta última frase es importante, porque a menudo se consideran cestas diferentes algunas que no lo son.

Empecemos por definir qué es la diversificación:

La diversificación es un método de gestión de carteras por el cual un inversor reduce  las variaciones de la valoración de su cartera (es decir, el riesgo) mediante la selección de variedad de inversiones diferentes que tienen poca relación entre sí (lo que se denomina una baja correlación) o dicho de otra manera, sus comportamientos son independientes.

Ejemplo de cartera de fondos diversificada

La idea que subyace  detrás del efecto de diversificación es que un buen comportamiento de algunas inversiones equilibra el comportamiento negativo de otras.

Por ejemplo, supongamos que usted dispone de 1 millón de euros para invertir, y hay dos compañías en las que podría invertir, una Compañía  A, que se dedica a fabricar artículos de lujo y la compañía B que se dedica a fabricar productos low cost.

Si invierte  el 1 millón de euros en acciones de la Compañía A, y el precio de la acción va de  10 a  5 euros por acción, su cartera pierde el 50% de su valor y termina con  500,000 euros.

Ahora supongamos que invirtió 500,000 euros  en acciones de la Compañía A y 500,000 euros en acciones de la Compañía B. La acción de la Compañía A  va de  10 a  5 euros, como decíamos anteriormente, pero las acciones de la Compañía B, que tienen  poco en común con las acciones de la Compañía A en lo que se refiere a  factores que afectan su precio, van de 2 a 3. El resultado es que 500,000 euros de su inversión inicial ahora valen solo 250,000 euros  (esta es la parte invertida en acciones de la Compañía A, que perdió el 50% de su valor) pero los otros  500,000 ahora valen 750,000 (esta es la parte invertida en la Compañía B, que aumentó en un 50%). En este escenario, la cartera va de 1 millón a 750.000 euros.  

diversificar dinero

Disminución del riesgo diversificando

En global, en la cartera habríamos perdido 250.000 euros, pero hemos conseguido amortiguar la caída de la acción A, al invertir en otra empresa cuya evolución es muy distinta. Todavía es una pérdida, sí, pero no tan mala como la pérdida de 500,000 euros que habría sufrido al poner todo en acciones de la Compañía A.

La gran ventaja con la diversificación es que para hacerlo bien, los valores en la cartera no deben moverse al mismo tiempo o de forma correlacionada (y esto no siempre resulta sencillo). Es decir, cuanto menos correlacionados estén, mejor.

Diversificar no es tener muchas posiciones en tu cartera 

Por ejemplo, si invirtió todo en seis acciones de entidades financieras diferentes, es muy probable que lo que afecta a una acción de estas acciones probablemente afecte a las demás acciones de su cartera. Aunque haya distribuido su dinero en varios valores, aún sufre cuando una de las acciones de su entidad financiera tiene malas noticias.

Si, en cambio, comprara una acción de una entidad financiera, una acción de una empresa de alimentación y una empresa de asistencia sanitaria, estaría invirtiendo en acciones que están menos correlacionadas entre sí, es decir, lo que afecta a uno no necesariamente afecta al otro.

Esta diversificación es muy valiosa, pero como todas son acciones y están afectadas por el entorno que le rodea, cualquier noticia que afecte al mercado bursátil en general (por ejemplo, un anuncio sobre crecimiento económico) afecta al resto de acciones en cierta medida, independientemente de la industria o del sector del que provengan.

Diversificación en diferentes clases de activos 

Por este motivo muchos inversores dan un paso más y diversifican en diferentes clases de activos. Las acciones, bonos y bienes inmuebles son diferentes clases de activos muy comunes, pero su comportamiento en lo que respecta a la valoración es diferente.

Un movimiento común es invertir tanto en acciones como en bonos, porque los mercados de acciones y bonos han estado a lo largo de los años negativamente correlacionados, lo que significa que cuando el mercado bursátil está en alza, el mercado de bonos generalmente baja y viceversa.

Conocer cómo diversificar en diferentes  clases de activos es lo que realmente da valor añadido a una cartera y explica mayoritariamente su comportamiento.

Por ejemplo, un inversor puede elegir invertir el 10% de su cartera en bonos, el 80% en acciones y el 10% en bienes inmuebles; pero otro inversor, con diferentes necesidades y expectativas, podría elegir una ponderación diferente.

La concreción de los pesos en clases apropiadas para un inversionista en particular es la esencia de la asignación de activos como un método para optimizar la diversificación.

En nuestro ejemplo previo, se puede apreciar claramente la diferencia entre estar o no diversificado. Si hubiera invertido en dos o tres acciones más, los resultados podrían haber sido incluso mejores. Sin embargo, no es cierto que por tener más y más acciones distintas, nuestra cartera mejora.

En primer lugar esta estrategia sería muy costosa y nos llevaría mucho tiempo, y posiblemente no pueda tomar posiciones significativas dividiendo su dinero en porciones tan pequeñas.

Esta es una razón por la cual los fondos de inversión o de pensiones son populares, porque ofrecen una selección de valores al inversor, aunque podemos asegurar que más de 25 o 30 acciones son suficientes para diversificar una cartera de acciones de manera rentable.

La diversificación no garantiza resultados, pero reduce el riesgo, que es uno de los factores clave en la gestión de cualquier cartera. Como decíamos al comienzo, es uno de los conceptos de inversión más importantes y que debería recibir todo inversor.

¿Quieres ver la evolución de una cuenta real? X
Descárgate nuestra APP gratis
DESCARGAR DESCARGAR APP